Legislación en Francia

  • Legislación en Francia

    Francia ha establecido como objetivo ahorrar 30,57 Mtep de energía final entre 2014 y 2020. En diciembre de 2013, Francia comunicó su estrategia a la Comisión Europea: las medidas incluían un sistema de obligación para los proveedores de energía basado en Certificados de Ahorro Energético (CAE), así como medidas presupuestarias y fiscales (entre las que se encuentran CITE y PTZ), medidas de financiación (Fondo de garantía para la renovación energética) y medidas organizativas (Pasaporte para la renovación energética). Posteriormente, la ley nº 2015-992 del 17 de agosto de 2015 relativa a la transición energética para el crecimiento ecológico estableció los objetivos primordiales del nuevo modelo energético francés. Pretende fomentar un «crecimiento ecológico» reduciendo la factura energética de Francia, por medio de la renovación masiva de las viviendas, el acceso a los transportes limpios y la promoción de energías «nuevas», limpias y seguras. Además, la ley pretende impulsar la economía circular y una mejor gestión de los residuos.

  • Certificados de Ahorro Energético

    Situación actual

    Los Certificados de Ahorro Energética (CAE) se derivan de un dispositivo gubernamental creado por la ley nº 2005-781 del 13 de julio de 2005 de programación, que define las orientaciones de la política energética de Francia (ley POPE).

    Se basan en una obligación de ahorrar energía impuesta por los poderes públicos a los proveedores de energía (los «obligados»). Mediante una obligación trienal, calculada a partir de sus volúmenes de venta en kWh y del tipo de energía vendida, estos obligados reciben incentivos para promover activamente la eficacia energética entre sus clientes. Los obligados deberán demostrar en su solicitud de certificados que han desempeñado un papel activo e incentivador. Su obligación se cifra en kWh cumac (acumulados y actualizados) de energía final.

    Para cumplir su obligación, los obligados pueden:

    • Llevar a cabo acciones de ahorro de energía con sus clientes particulares, colectividades locales o profesionales;
    • Comprar CAE en el mercado;
    • Realizar contribuciones financieras a los programas.

    Se han elaborado fichas de operaciones estandarizadas para facilitar la organización de acciones de ahorro de energía. Estas se clasifican por sectores (residencial, terciario, industrial, agrícola, transporte, redes) y definen, para las operaciones más frecuentes, los importes a tanto alzado de ahorro de energía en kWh cumac y la duración de las operaciones.

    Los ahorros de energía realizados al margen de las operaciones estandarizadas corresponden a operaciones específicas.

    Histórico

    • 1º período de mayo de 2006 a mediados de 2009
      Objetivo: 54 TWh cumac
    • Periodo transitorio desde mediados de 2009 hasta finales de 2010
      Ninguna obligación
    • 2º periodo prolongado desde 2011 hasta finales de 2014
      Objetivo: 345 + 115 TWh cumac
    • 3º periodo desde 2015 hasta 2017
      Objetivo: 700 + 150 Twh cumac para la pobreza energética
  • La pobreza energética

    La promulgación de la ley de transición energética para el crecimiento ecológico del 17 de agosto de 2015 marca una nueva etapa en el dispositivo de los Certificados de Ahorro Energético. Esta ley establece una nueva obligación para los proveedores de energía y de combustible de ayudar a los hogares más modestos a realizar trabajos de ahorro energético. Los textos reglamentarios que definen las reglas relacionadas con la nueva obligación en beneficio de los hogares en situación de pobreza energética se publicaron en el Diario Oficial el 31 de diciembre de 2015.

    Obligación

    La obligación individual de cada obligado se calcula multiplicando la obligación anual «clásica» por un coeficiente de obligación de precariedad anual igual a 0,321 para un objetivo global estimado en 150 TWh cumac para el período 2016-2017. La obligación global para el 3º período del dispositivo (2015-2017) se eleva, por tanto, a 850 TWh cumac, de los cuales el 17,6 % está dedicado a las operaciones realizadas en hogares considerados en situación de pobreza energética.

    Modalidades de aplicación

    Están sujetas la obligación precariedad las operaciones que cumplen las condiciones siguientes:

    • Depositadas a partir del 1 de enero de 2016;
    • No haber sido objeto de una bonificación en virtud de un programa dedicado a los hogares más desfavorecidos;
    • El beneficiario de la operación o el ocupante de la vivienda afectada por la operación es un hogar en situación de pobreza energética. Los hogares en situación de pobreza energética se definen sobre la base de los topes de ingresos de la ANAH.

     

    Elaboración de un expediente de solicitud

    Se requieren nuevos documentos justificativos específicos para las operaciones realizadas en beneficio de los hogares en situación de pobreza energética para la obtención del CAE.

  • Pasaporte energético

    El 10 de noviembre de 2015 se firmó un convenio para la experimentación de pasaportes de la renovación energética en los territorios con energía positiva entre el Ministerio de Ecología y una empresa privada.

    La experimentación se financia en el marco del dispositivo de los Certificados de Ahorro Energético (CAE) y debería conseguir un resultado de expedición de 1.000 pasaportes de aquí a finales de 2017. Comenzó en enero de 2016 en diez territorios voluntarios.

    Los pasaportes incluirán un diagnóstico, elaborado a partir de las informaciones sobre el rendimiento energético de la vivienda y de las necesidades de los habitantes, recomendaciones de trabajos, acompañadas de una propuesta de calendario y de información sobre las ayudas de financiación disponibles, así como la presentación de los resultados previstos al término de los trabajos a partir de una simulación. Serán realizados por empresas certificadas o calificadas como «RGE renovación global» firmantes de la carta de compromiso.

  • Medidas presupuestarias y fiscales

    Crédito fiscal para la transición energética (CITE)

    Desde el 1 de septiembre de 2014, el CITE sustituye al CIDD. Se aplica a los trabajos realizados hasta el 31/12/2016.

    Los contribuyentes domiciliados fiscalmente en Francia pueden beneficiarse de un crédito fiscal sobre la renta en concepto de los gastos efectivamente incurridos para la mejora de la calidad medioambiental de la vivienda que destinen a su vivienda principal y de la que son propietarios, inquilinos u ocupantes a título gratuito. El CITE permite una deducción fiscal del 30 % del importe de los trabajos de renovación energética, bajo determinadas condiciones.

    Préstamo ecológico a tipo de interés cero (ECO-PTZ)

    Desde el 1 de abril de 2009, el Eco-Préstamo a tipo Cero (Eco-PTZ) es un préstamo sin intereses, ofrecido por los bancos y accesible sin condiciones de recursos, para financiar un conjunto coherente de trabajos de mejora de la eficiencia energética. Desde el 1 de septiembre de 2014, los trabajos deben ser realizados por profesionales calificados como «Reconnus Garant de l’Environnement» o reconocidos garantes del medio ambiente (RGE). El Eco-PTZ se prolonga hasta el 31 de diciembre de 2018.

    IVA al tipo reducido del 5,5 %

    Aplicación de un tipo de IVA reducido del 5,5 % o intermedio del 10 % a todos los trabajos de renovación energética finalizados después del 1 de enero de 2014.

    Ayudas de la Anah

    La Agence Nationale de l’Habitat (ANAH) ofrece ayudas financieras a los propietarios que desean mejorar la eficiencia energética de su vivienda.

    Estas ayudas dependen del nivel de recursos de los hogares que emprenden los trabajos. Para más información, visite el sitio web de la ANAH y póngase en contacto con el Servicio de Renovación más cercano a su domicilio.

© 2018 ON5